Visas y permisos para trabajar en República Checa

República Checa no solo es un destino turístico de gran atractivo si de Europa hablamos, también es un país que recibe inmigrantes en buena cantidad anualmente, especialmente en Praga.

Desde que se dividió de Checoslovaquia para ser actualmente la República Checa que conocemos, al menos por fotos, ha habido mejoras importantes a nivel social, cultural y económico.

Antes hemos hablado de Praga como destino para trabajar y hacer una vida, ahora nos enfocaremos más que el país en general y los requisitos para trabajar y vivir legalmente, desde ya podemos decir que los ciudadanos de la Unión Europea tienen las cosas algo más flexibles, ya que República Checa es parte de la UE desde el 2004 y del espacio Schengen desde el 2007.

Esto trae beneficios sustanciales para ciudadanos de toda Europa, en este caso, para viajar y trabajar en República Checa.

También veremos las opciones que existen para ciudadanos de países de Latinoamérica, al menos la información más actualizada disponible.

Permisos para trabajar en República Checa

Si eres de España o cualquier país de la Unión Europea el visado no será necesario, por el contrario, si eres de algún país de Latinoamérica u otro que no tenga algún convenio con República Checa para exonerar del visado, lo tienes que solicitar en la embajada o consulado de tu país.

Requisitos para solicitar la visa de trabajo en República Checa

Estos son los requisitos y documentos para optar por la visa de trabajo:

  • Presentar pasaporte vigente.
  • Dos fotos a color tamaño pasaporte.
  • Es necesario sustentar tener solvencia económica para mantenerte en el país.
  • Presentar documento o contrato de trabajo especificando la empresa que te contrata y las funciones del puesto que vas a ocupar.

Sobre este requisito, es necesario recordar que previamente a toda esta solicitud ya debes haber pactado un contrato de trabajo con alguna empresa de República Checa.

  • Debes tener el permiso de trabajo, este documento lo obtienes en la oficina de trabajo de República Checa.
  • También necesitas presentar tu certificado de antecedentes penales y debe estar en checo.
  • Presentar el comprobante de pago por el trámite de la visa.

Cómo obtener el permiso de trabajo

Al margen de la visa, el permiso de trabajo lo debes solicitar para poder trabajar por el lapso de 90 días en República Checa, no es necesario si eres ciudadano de la Unión Europea.

Una vez aprobado el permiso, en el consulado o embajada se te debe entregar una tarjeta en físico que acredite que tienes el permiso, el permiso lo puedes renovar cada vez que expire, su duración es de 2 años.

Idioma y experiencia laboral para trabajar en República Checa

Debemos hacer especial énfasis en estos dos puntos ya que son grandes ventajas si quieres optar por un trabajo en República Checa, incluso puede hacerte más fácil el obtener el visado si no eres ciudadano de la Unión Europea.

Debes considerar que mientras mejor dominio tengas del idioma inglés y el checo, no solo tus oportunidades laborales serán más y mejores, tu salario será mejor pagado ya que se valora el conocimiento.

Saber inglés es una puerta de ingreso al mercado laboral, pero si planeas vivir en República Checa, aprender y dominar el idioma es lo ideal.

La experiencia no siempre es necesaria, pero sí que te da mejores oportunidades, si eres joven y todavía estás estudiando puedes optar por un trabajo en República Checa, no debemos descartar esa posibilidad.

Pero si ya eres profesional y quieres desarrollarte en ese aspecto en República Checa, tener ya una experiencia previa te servirá, en este punto te podemos dar el consejo de hacer tu currículum vitae, pero con el formato del país, esto resulta más amigable para los empleadores en este país.

Otra recomendación en el tema del trabajo en República Checa es que tengas actualizado tu perfil en Linkedin, es una red social para profesionales muy usada en ese país y no te conviene tener una cuenta descuidada, incluso podrían contactarte sin tú haber empezado la búsqueda de trabajo, pero es necesario tener un perfil bien elaborado.

¿Cuánto se puede ganar en República Checa?

Dependerá mucho de tu puesto de trabajo, tu preparación y experiencia, los salarios en República Checa han ido en aumento en los últimos años, esa es una buena noticia, estas cifras son solo estimados, pero se acercan mucho a la realidad.

Ten en cuenta que entran en juego factores que mencionamos antes.

El salario mínimo en República Checa es de 548 euros y en promedio la población tiene un ingreso de 971 euros al mes.

Es posible trabajar hablando solo español, es una ventaja de emigrar a República Checa, gracias a los Call Centers que hay especialmente en la capital Praga, puede ser una forma de empezar, el salario de un empleado de Call Center bajo esa condición de hablar español a los clientes es de 750 a 900 euros mensuales.

El detalle está en que a estos montos le debes restar 15% que corresponden a impuestos.

Otros salarios que de momento podemos tener un estimado en cuanto a salario son:

  • Un arquitecto puede ganar mensualmente 1349 euros.
  • El trabajo de dentista puede generar ingresos mensuales de 3299 euros.
  • Un ingeniero electrónico gana en promedio 1574 euros al mes.
  • Un contador gana mensualmente 1132 euros.
  • El trabajo de agricultor puede generar 491 euros al mes.
  • Un pescador puede generar 674 euros.
  • Siendo médico puedes ganar mensualmente 2682 euros.
  • Los mozos ganan 657 euros mensuales.
  • Los albañiles pueden ganar 758 euros al mes.

Con esto ya podemos tener un panorama más claro de cómo son los salarios en República Checa, por supuesto pueden ser más altos, eso depende de la empresa y tu preparación entre otras cosas que ya comentamos.

Permisos de residencia para permanecer en República Checa

Existen diferentes tipos de visas de residencia, algunas te permiten estar por más tiempo que otras, hay que recordar que no necesariamente trabajar por un tiempo en el país te da derecho a residir, hay que cumplir algunos requisitos y solicitar una visa correspondiente a lo que necesites hacer en República Checa.

Los visados más frecuentes en cuestiones de residencia son los siguientes:

  • Visa por reagrupación familiar: si estás trabajando y viviendo legalmente en República Checa, tus familiares pueden acceder a este beneficio, es una flexibilidad al momento de obtener una visa.

Los beneficiarios vendrían a ser cónyuges, hijos y padres; también lo puedes obtener si estás casado o casada con un ciudadano del país.

  • Tarjeta Azul: es un permiso especial, es necesario que tengas una profesión y especialización muy específica para acceder a este permiso, es por supuesto para profesionales cualificados.

No solo eso, debes ganar más que el promedio del salario que mencionamos antes, para ser más exactos 1,5 veces más de ese promedio, este permiso es de trabajo, pero trae una serie de beneficios que incluye el residir por un tiempo en el país.

  • Visa para fines de investigación: es como sugiere el nombre, para personas de profesiones que están requeridos para proyecto de investigación en República Checa, pueden ser historiadores, arqueólogos, científicos, generalmente es una visa para residencia a largo plazo.
  • Visa para deportistas: esto nos resultará familiar, es por lo general para futbolistas profesionales que son contratados por clubes de primera o segunda división, sin embargo aplica también para deportistas de otras disciplinas.
  • Visa para inversionistas: la moneda de República Checa es la corona checa, decimos esto porque para considerarte inversionista y solicitar una visa como tal, debes iniciar una empresa o negocio en moneda local.

La inversión mínima es de 75 millones de coronas, sumado a esto debes emplear a 20 personas, bajo estas condiciones iniciales puedes empezar ya con el trámite de tu visa bajo esta modalidad.

Alquiler de piso y vivienda en República Checa

En República Checa los alquileres de piso, apartamento y vivienda en general varía dependiendo de la ciudad, antes ya hablamos de Praga, en un futuro hablaremos de otras ciudades, pero vamos a citar algunos costos que pueden aplicarse a nivel general.

Lo expresaremos en euros y dólares para tener una idea más clara de lo que cuesta un espacio para vivir en este país:

  • En los alrededores de ciudades céntricas como Praga el piso con tres habitaciones tiene un costo de 830 dólares o 687 euros mensuales.
  • Por el contrario si el piso que busques está en el centro de la ciudad, el costo de un inmueble con tres habitaciones puede costar 1117 dólares o 921 euros mensuales.
  • Si buscas algo más pequeño, un apartamento de una habitación en zonas lejanas del centro el costo puede ser de 484 dólares o 399 euros.
  • Si el piso bajo esas mismas condiciones está en una zona céntrica el costo se eleva a 633 dólares mensuales o 521 euros.

Deja un comentario