¿Qué es el Brexit? consecuencias de la salida del Reino Unido de la UE

El Reino Unido formó parte de la Unión Europea desde 1973, incluso desde que se llamara «Unión Europea», en los inicios el nombre era «Comunidad Europea», el objetivo básicamente fue flexibilizar las condiciones para realizar transacciones económicas, negocios y actividades relacionadas.

Pero también se facilitó el libre tránsito de los ciudadanos de países miembros, a pesar de ello el Reino Unido siempre tuvo ciertas pautas, condiciones para que esto aplique en su territorio.

El Brexit es una abreviatura de dos palabras en inglés «Britain» Gran Bretaña y «Exit» que significa salida o escape, ambas palabras se juntaron y dieron lugar al nombre de «Brexit» que es como se llama a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El Brexit es el nombre de todo este proceso de salida y que no ha sido de la noche a la mañana, ha tomado años pues el Reino Unido estuvo desde hace mucho evaluando las ventajas y las desventajas de pertenecer a la UE.

¿Cuándo se dio el primer paso para el Brexit?

Fue en el 2013 cuando el primer ministro David Cameron planteó un referéndum para determinar si finalmente el Reino Unido se salía de la Unión Europea o no.

Finalmente y como ya se sabe en el 2016 se llevó a cabo el referéndum y todos los ciudadanos británicos acudieron a dar su voto, para ser más específicos el 23 de junio del 2016, la situación se había vuelto crítica para esos años pues hubo una crisis de refugiados muy fuerte no solo en Reino Unido sino en toda Europa.

Ahora sabemos que poco más de la mitad de ciudadanos del Reino Unido apoyaba el Brexit, aunque hay que señalar que en su mayoría quienes apoyaban el Brexit eran personas adultas/mayores, mientras que los que se querían quedar en la Unión Europea eran en su mayoría jóvenes.

¿Por qué el Reino Unido quiso salirse de la Unión Europea?

Mucho se habla del Brexit, del proceso de transición, del referéndum propiamente dicho, pero existen razones, no se trata de que a alguien se le ocurrió por capricho pedir que el Reino Unido se saliera de la UE.

El Brexit tiene una serie de motivaciones que es importante recordar sobre todo para tener más claro qué cosas implica el pertenecer a la Unión Europea y que obviamente no todos apoyan.

  • Una de las razones es que las autoridades británicas sentían que el estar atados a la Unión Europea frenaba mucho el avance del país en cuestiones económicas, esto debido a que las empresas y negocios que podían operar en todo el territorio de la UE estaban sujetas a reglas y membresías que finalmente no hacían viables dichas operaciones comerciales.
  • Otro gran problema para los británicos fue el flujo migratorio, las autoridades consideraron que hubo un descontrol en sus fronteras y estaba provocando un impacto negativo en su territorio.
  • Las autoridades británicas, a través del Brexit hicieron saber que lo que impulsa la Unión Europea que es la libre circulación no es tan beneficioso como se plantea en el acuerdo de la UE.

Estas son las principales razones, aunque hay mucha historia detrás y que se remonta a décadas atrás.

Condiciones para desistir del Brexit (que no se cumplieron)

Hubieron algunos esfuerzos para que el Reino Unido no dejara la Unión Europea, obviamente hubieron algunas condiciones que finalmente no se cumplieron.

  • Los ciudadanos de otros países de la Unión Europea no tendrían acceso a prestaciones sociales, salvo que hayan permanecido más de 4 años en el territorio, esto frenaba la llegada de inmigrantes y no fue aceptado.
  • Se exigió un nuevo cálculo de los pagos a trabajadores extranjeros con respecto a los beneficios que podían tener para sus hijos, fue otra forma de prestación social, pero que bajo estas condiciones tenían más restricciones.
  • Conservar la libra esterlina como moneda oficial, como sabemos el euro es la moneda oficial de los países miembros de la Unión Europea, salvo excepciones, el Reino Unido exigía eso para desistir del Brexit, por lo tanto las transacciones comerciales debían ser con su moneda.
  • El Reino Unido exigía mantener su soberanía evitando lazos muy fuertes con otros países de la Unión Europea, en otras palabras no querían mantener compromisos que posteriormente los forzaran a acatar normas establecidas por la UE.
  • Restricciones con respecto al libre tránsito, básicamente querían evitar que cónyuges de ciudadanos británicos puedan ingresar a territorio británico ya que hubieron muchas sospechas de matrimonios arreglados para acceder a este beneficio.

Sumado a ello, el certificado de antecedentes penales no era garantía para poder ingresar al Reino Unido siempre que las autoridades consideren que la persona sí representaba un riesgo para la seguridad del país.

Consecuencias del Brexit

El Reino Unido concretó el Brexit tras el referéndum en el que los ciudadanos eligieron finalmente, por mayoría retirarse de la Unión Europea y esto por supuesto implica una serie de consecuencias de las cuales no se sabe a ciencia cierta cómo continuarán en el futuro.

Desde la salida del Reino Unido, han habido negociaciones para establecer mejor los vínculos del Reino Unido con los países miembros de la Unión Europea ya que por más que el Brexit haya tenido este desenlace, es necesario establecer acuerdos para proceder con temas migratorios, económicos, políticos y sociales.

  • Una consecuencia evidente es que no tiene representación ni forma parte de las decisiones a nivel económico y que tienen impacto en la población de toda Europa, el Reino Unido tampoco participa en temas tocados en diferentes instituciones europeas.
  • Algo que puede considerarse beneficioso es que la membresía o el presupuesto que el Reino Unido destinaba a la Unión Europea ahora tienen otros usos, de hecho esta fue una de las razones que motivó el Brexit en primer lugar.
  • Relacionado a lo anterior, el dejar de financiar a la Unión Europea también implica el perder ciertos beneficios, sobre todo en temas comerciales, en otras palabras las empresas del Reino Unido deben atenerse a otro tipo de impuestos y aranceles para realizar actividades comerciales con otros países de la región.
  • En cuanto a temas migratorios, los ciudadanos de países de la Unión Europea podrán viajar a Reino Unido sin necesidad de visado, pero solo por periodos cortos de tiempo.

Además, el Reino Unido impone nuevas visas para trabajar, hay un sistema de puntos para aceptar o denegar visas a ciudadanos extranjeros que quieren ingresar al país por temas laborales, lo mismo pasa con los demás países de la Unión Europea con ciudadanos británicos.

  • Los ciudadanos británicos que se encuentren residiendo en otros países miembros de la UE están bajo otras condiciones, pero esto no significa que son expulsados del país donde se encuentran.

Lo que sí ha dejado de estar vigente para ellos es la posibilidad de viajar a otros países de la región con la libertad que se podía hacer antes del Brexit, sin embargo tienen el amparo de derechos que se han implementado durante el periodo de transición.

Deben pasar por un registro, lo que ha pasado con ciudadanos británicos en España es que teniendo sus documentos vigentes y con todo en regla es que han mantenido todos sus derechos de residencia y trabajo, en caso de no tenerlo deben registrarse en la comisaría más cercana.

Lo mismo pasa con ciudadanos de otros países de Europa en Reino Unido, mantienen sus derechos laborales y de residencia en territorio británico.

  • El Erasmus no aplica más para el Reino Unido, lo cual inevitablemente afecta a los estudiantes de dicho país, pero esto no afecta a estudiantes de Irlanda del Norte.

Deja un comentario